areas

Delito de daños

Abogados especialistas en delitos de daños.

En el supuesto de que tenga cualquier consulta sobre esta materia, puede solicitar una reunión en el despacho llamando al teléfono 93 343 70 40 o, en su caso, remitirnos su solicitud on line y nuestros especialistas le atenderán personalmente.

El delito de daños en el Código Penal.

El delito de daños es cometido por el que cause daños en una propiedad ajena.

Tras la desaparición de las faltas en el Código Penal de 2015, los daños dolosos con una cuantía no superior a los 400 Euros, pasan a ser considerados delitos leves.

En consecuencia, el autor de un delito de daños doloso será castigado con una pena de multa de seis a veinticuatro meses si la cuantía del daño causado excede de cuatrocientos euros, o con una pena de multa de uno a tres meses si la cuantía del deño no excede de la citada cantidad.

En atención a lo previsto en el artículo 263.2 del Código Penal, el delito de daños doloso será castigado con una pena de prisión de uno a tres años y multa de doce a veinticuatro meses si concurre alguna de las siguientes circunstancias:

  • Que arruinen al perjudicado o se le coloque en grave situación económica.
  • Que afecten a bienes de dominio o uso público o comunal.
  • Que se realicen para impedir el libre ejercicio de la autoridad, bien se cometa el delito contra funcionarios públicos o contra particulares que, como testigos o de cualquier otra manera, hayan contribuido o puedan contribuir a la ejecución o aplicación de las Leyes o las disposiciones generales.
  • Que se empleen sustancias venenosas o corrosivas.
  • Que se cause por cualquier medio infección o contagio de ganado.

En el supuesto de que los daños hayan sido causados mediante incendio, o provocando explosiones, o utilizando cualquier otro medio de similar potencia destructiva, la pena contemplada es de uno a tres años, o de tres a cinco años y pena de multa en el caso de que concurran las circunstancias agravantes del artículo 263.2.

Por último, en el supuesto de que los daños hayan sido causados por una conducta imprudente y la cuantía de los mismos sea superior a 80.000 euros, se establece una pena de multa para el autor del delito de tres a nueve meses.