areas

Delitos de estafa

Abogados especialistas en delitos de estafas.

En el supuesto de que tenga cualquier consulta sobre esta materia, puede solicitar una reunión en el despacho llamando al teléfono 93 343 70 40 o, en su caso, remitirnos su solicitud on line y nuestros especialistas le atenderán personalmente.

El delito de estafa en el Código Penal.

La estafa es un delito de carácter patrimonial castigado con una pena de prisión de seis meses a tres años, que se caracteriza por la utilización de un engaño bastante para producir error en otra persona con ánimo de lucro, induciéndola a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno.

El Código Penal, asimismo, también regula las siguientes conductas constitutivas de estafa:

  • Conseguir una transferencia no consentida de cualquier activo patrimonial en perjuicio de un tercero, mediante manipulación informática o artificio semejante.
  • Fabricar, introducir, poseer o facilitar programas informáticos específicamente destinados a la comisión de un delito de estafa.
  • Utilizar tarjetas de crédito o débito, cheques de viaje, o los datos obrantes en cualquiera de ellos, para realizar operaciones de cualquier tipo en perjuicio de su titular o de un tercero.

El Código Penal, además del tipo penal básico, contempla una serie de conductas que motivan una agravación del delito, señalando, en el artículo 250, que las estafas serán sancionadas con una pena de prisión de uno a seis años y multa de seis a doce meses, cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias:

  • Que afecte a bienes de primera necesidad.
  • Que se cometa mediante abuso de la firma de otro, o mediante la sustracción o inutilización de un proceso, expediente, protocolo o documento público u oficial.
  • Que recaiga sobre los bienes que integran el patrimonio histórico, cultural, artístico o científico.
  • Que revista especial gravedad, para lo que deberá atenderse a la entidad del perjuicio ocasionado y a la situación en que se deje a la víctima o a su familia.
  • Que el valor de la defraudación sea superior a los 50.000 euros, o que afecte a un número elevado de personas.
  • Que se cometa con abuso de las relaciones personales existentes con la víctima, o que el defraudador se aproveche de su credibilidad empresarial o profesional.
  • Que se cometa estafa procesal, la cual consiste en la manipulación de pruebas u otro fraude procesal análogo en un procedimiento judicial, con la finalidad de provocar un error en el juez o tribunal que conlleve el dictado de una resolución que perjudique los intereses económicos de la otra parte, o de un tercero.

Además de lo anterior, el artículo 251 del Código Penal regula otros supuestos especiales de estafa castigados con una pena de prisión de uno a cuatro años, y que son los siguientes:

  • Enajenar, gravar o arrendar a otro, en perjuicio de éste o de un tercero, una cosa mueble o inmueble atribuyéndose falsamente facultades de disposición.
  • Disponer de un bien mueble o inmueble ocultando la existencia de cualquier carga, o gravarla o enajenarla nuevamente antes de la definitiva transmisión a un tercero.
  • Otorgar un contrato simulado en perjuicio de un tercero.