areas

Delitos de hurto

Abogados especialistas en delitos de hurto.

En el supuesto de que tenga cualquier consulta sobre esta materia, puede solicitar una reunión en el despacho llamando al teléfono 93 343 70 40 o, en su caso, remitirnos su solicitud on line y nuestros especialistas le atenderán personalmente.

El delito de hurto en el Código Penal.

El delito de hurto es cometido por el que, con ánimo de lucro, tome una cosa mueble ajena sin la voluntad de su dueño.

Tras la desaparición de las faltas en el Código Penal de 2015, los hurtos de cosas muebles con una cuantía no superior a los 400 Euros, pasan a ser considerados delitos leves.

En consecuencia, el autor del delito de hurto será castigado con una pena de seis a dieciocho meses si la cuantía de lo sustraído excede de cuatrocientos euros y no se han neutralizado, eliminado o inutilizado los sistemas de alarma o seguridad en la sustracción, o con una pena de multa de uno a tres meses si la cuantía de lo sustraído no excede de la citada cantidad y no concurre ninguna de las circunstancias agravantes que contempla el artículo 235.

En atención a lo dispuesto en este último artículo, el delito de hurto será castigado con una pena de uno a tres años en los siguientes supuestos:

  • Cuando se sustraigan cosas de valor artístico, histórico, cultural o científico.
  • Cuando revista especial gravedad, atendiendo al valor de los efectos sustraídos o se produjeren perjuicios de especial consideración.
  • Cuando se ponga a la víctima o a su familia en grave situación económica, o se haya realizado abusando de sus situaciones personales o de su situación de desamparo.
  • Cuando se trate de cosas de primera necesidad y se cause una situación de desabastecimiento.
  • Cuando al delinquir el culpable hubiera sido condenado ejecutoriamente al menos por tres delitos contra el Patrimonio y el Orden Socioeconómico, siempre que sean de la misma naturaleza.
  • Cuando se utilice a menores de dieciséis años para la comisión del delito.
  • Cuando se trate de conducciones, cableado, equipos o componentes de infraestructuras de suministro eléctrico, de hidrocarburos o de los servicios de telecomunicaciones, o de otras causas destinadas a la prestación de servicios de interés general y se cause un quebranto grave a los mismos.
  • Cuando se trate de productos agrarios o ganaderos, o de los instrumentos o medios que se utilizan para su obtención, siempre que el delito se cometa en las explotaciones agrarias o ganaderas y se cause un perjuicio grave a las mismas.
  • Cuando el culpable esté integrado en una organización o grupo criminal dedicado a la comisión de delitos contra el Patrimonio y el Orden Socioeconómico, siempre que sean de la misma naturaleza.