Abogados administración desleal en Barcelona

El delito de administración desleal y sus diferencias con la apropiación indebida

Tras la reforma operada por la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, se han modificado los delitos de administración desleal y apropiación indebida.

Como consecuencia, se ha derogado el antiguo delito societario de administración desleal regulado en el artículo 295 del Código Penal, y se ha dado una nueva redacción a la Sección 2ª del Capítulo VI del Título XIII bajo la rúbrica que reza “De las defraudaciones” dedicado al delito de administración desleal en el artículo 252 del Código Penal.
Asimismo, se ha introducido una nueva Sección 2ª bis, integrada por los artículos 253 y 254 del Código Penal, en los que se regula el delito de apropiación indebida.

¿EN QUÉ CONSISTE EL NUEVO DELITO DE ADMINISTRACIÓN DESLEAL?

Por medio de la modificación de la Ley Orgánica 1/2015, se pretendió dar solución a la diferenciación entre el delito de apropiación indebida en su modalidad de distracción, y el delito societario de administración desleal” (v.gr. Sentencia del Tribunal Supremo núm. 433/2015 de 2 de julio), creando un delito patrimonial genétrico, no societario, de administración desleal.

En consencuencia, el nuevo delito de administración desleal castiga a “los que, teniendo facultades para administrar un patrimonio ajeno, emanadas de la ley, encomendadas por la autoridad o asumidas directamente mediante un negocio jurídico, las infrinjan, excediéndose en el ejercicio de éstas y, de esa manera, causen un perjucio al patrimonio administrado”.

Para una parte de la Jurisprudencia, la administración desleal supone “actuar dentro de las funciones del administrador, dentro de los límites, pero indebidamente ejercidas, lo que evivaldría a un ejercicio abusivo” (p.ej., Sentencia del Tribunal Supremo de 17 de julio de 2.005). Para otro sector jurisprudencial, por el contrario, actuar con abuso de las funciones propias del cargo o excederse de esas funciones significa hacerlo “sin respetar los límites de las atribuciones concedidas a los administradores por la ley o los estatutos sociales y, por tanto, sobrepasando legalmente los límites normativos establecidos” (p.ej., Sentencia de la Audiencia Nacional de 13 de abril de 2.005).

Hoy en día, siguiendo la jurisprudencia mayoritaria, nuestro Alto Tribunal, en la Sentencia núm. 915/2005 de 11 de julio, entre otras, ha afirmado que el delito de administración desleal exige que “el administrador desleal actúe en todo momento como tal administrador, y que lo haga dentro de los límites que procedimentalmente se señalan a sus funciones. El exceso que comete es intensivo, en el sentido de que su actuación se mantiene entro de sus facultades, aunque indebidamente ejercidas”.

¿EN QUÉ CONSISTE EL DELITO DE APROPIACIÓN INDEBIDA?

El artículo 253 del Código Penal castiga, como autores de un delito de apropiación indebida, “a los que, en perjuicio de otro, se apropiaren para sí o para un tercero, de dinero, efectos, valores o cualquier otra cosa mueble, que hubieran recibido en depósito, comisión o custodia, o que les hubieren sido confiados en virtud de cualquier otro título que produzca la obligación de entregarlos o devolverlos o negaren haberlos recibido”.

La Audiencia Provincial de Barcelona, en su Sentencia número 192/2019, de 4 de marzo, haciéndose eco de la doctrina establecida por el Tribunal Supremo, señaló que “El delito de apropiación indebida se caracteriza, en suma, por la transformación que el sujeto activo hace convirtiendo el título inicialmente legítimo y lícito en titularidad ilegítima cuando se rompe dolosamente el fundamento de la confianza que determinó la entrega del dinero o efectos. En el iter criminis se distinguen dos momentos: el inicial cuando se produce la recepción válida, y el subsiguiente cuando se produce la apropiación con ánimo de lucro de lo recibido, lo que constituye deslealtad o incumplimiento del encargo recibido”.

DIFERENCIAS ENTRE EL DELITO DE ADMINISTRACIÓN DESLEAL Y EL DELITO DE APROPIACIÓN INDEBIDA

Como abogados especialistas en Delitos de Administración desleal, podemos concluir que no pueden confundirse los delitos de adminsitración desleal y apropiación indebida, ya que las conductas tipificadas en ambos delitos son diferentes.

En este sentido, si bien ambos delitos castigan conductas de carácter desleal, en la apropiación indebida se actúa más allá de la habilitación conferida por el cargo que se ejerce. Por el contrario, en el delito de adminsitrración desleal, la deslealtad supone un ejercicio perjudicial para la sociedad de las facultades del administrador, si bien no se superan los límites propios del cargo de administrador.

 

CONSIGA EL MEJOR RESULTADO POSIBLE
GRACIAS A LA MEJOR DEFENSA PENAL


La mayor garantía del éxito en un proceso penal es contar
con una excelente defensa jurídica

Llámenos ahora y le atenderemos inmediatamente
93 343 70 40 / 609 73 58 58 (atención 24 horas)
O, si lo prefiere, pídanos una cita en el despacho y valoraremos su caso de manera gratuita